ZINEMALDIA: REFLEXIONES

Deja tu comentario »

Ayer se puso el broche final a la 63 edición del Festival de Cine de San Sebastián. Y con ello, se anunció el palmarés de este año. Así que, hoy nos toca analizarlo y dar nuestra opinión. Veámos los premios:

  • Concha de Oro a la mejor película: Sparrows (Rúnar Rúnarsson)
  • Mención especial del Jurado: Evolution (Lucile Hadzihalilovic)

  • Concha de Plata al mejor director/a: Joachim Lafosse (Les Chevaliers Blancs/The White Knights)

  • Concha de Plata a la mejor actriz: Yordanka Ariosa (El Rey de la Habana)

  • Concha de Plata al mejor actor (ex aequo): Ricardo Darín y Javier Cámara (Truman)

  • Premio del Jurado a la mejor fotografía: Manu Dacosse (Evolution)

  • Premio del Jurado al mejor guión: Arnaud Larrieu, Jean-Marie Larrieu (21 nuits avec Pattie/21 noches con Pattie)

  • Mención especial del Jurado: El apóstata (Federico Veiroj)




Hagamos un pequeño viaje al pasado en este mismo blog: 

Sparrows quiere contar la historia de Ari y las dificultades por las que pasa cuando se ve obligado a mudarse de pueblo, pero es tan lenta que no cuenta nada. Un par de escenas de sexo mal puestas para que el público se despierte del estado de sopor profundo y a correr. Casi salimos de la sala arrastras.” 


"Sesión de las 12:00. Evolution
Madre mía.  ¿Qué es esto? Fúmate un canuto y ven.
La película trata de... trata de... de... Si alguien lo averigua, que nos lo explique, por favor. A ver, poco a poco. La película es una extraña historia acerca de Nicolas, un niño que vive en una isla remota con otros niños y sus madres. Éstas están un poco locas, se creen estrellas de mar y están sometiendo a sus hijos a un tratamiento rarísimo. A partir de ahí, operaciones muy raras, pepinos de mar, cultivación de fetos humanos y hasta aquí queremos leer."

Oops. Sorpresa, sorpresa. Mira tú por dónde, aquellas películas por las que no dábamos ni un duro, Sparrows y Evolution, se han llevado buenos premios.
No somos quién para desprestigiar el buen juicio del jurado, pero hombre… Un poquito de por favor… Vale, creemos que este año el nivel ha estado un poco bajo, pero entregar premios por entregar… Tampoco es eso.

Esto nos ha llevado a pensar varias cosas sobre el festival. Nuestro instinto de estudiantes pide a gritos saber cuáles son los criterios de evaluación del jurado. Hay películas para reír, para llorar, para enamorarse de sus personajes, para flipar con la fotografía, para soñar, para pasar miedo, etc. En lo que coincidimos en todos los casos es que no deja de ser una forma de entretener, así que ese debería ser uno de los criterios más importantes, ¿No? Sin embargo, creemos que no se ha premiado a la película que más entretiene.


Entonces ¿Cuál es el objetivo de un festival como este? ¿No debería la opinión del jurado reflejar lo que el público está pensando? Nosotros, como representación más directa del público general no especializado, pensamos que ha habido un TONGO increíble. Y creednos cuando os decimos que no es nuestro paladar Hollywoodiano el que habla. No les exigimos a las películas que se atengan a clichés y comercialismos, simplemente nos habría gustado que las películas premiadas nos hubieran dejado al menos una buena sensación, y no nos hubieran hecho salir del cine sintiéndonos idiotas.


Cambiando de tema, a pesar de haber sido una experiencia digna de vivir, consideramos que el mundo del periodismo tiene algún que otro inconveniente. La competición a la que están sometidos tanto reporteros como fotógrafos es casi salvaje. Observar a la gente que admiras a través de la lente de tu cámara y que estos solo vean de ti el flash de la foto es algo muy triste. Está claro que hacen su trabajo, pero la ferocidad con la que lo realizan nos ha impresionado (para mal).

Por supuesto, también tiene sus ventajas. Si llegas a ser alguien en ese mundillo, hasta los encargados del puesto de Keler se encargarán de servirte champagne y vino a tu antojo, incluso reservarán para tí la mejor mesa con vistas al mar. Si, en cambio, no te consideran digno de alabanza, puede que ni te miren.

Como decíamos, ha sido una experiencia inolvidable y podríamos seguir comentando mucho más, pero aquí nos despedimos.


Y por si no nos vemos luego, buenos días, buenas tardes y buenas noches.

ZINEMALDIA: DIA 7 - Flaqueando

Deja tu comentario »

Entramos en la recta final de este festival tan variado. El cansancio asoma y ya estamos empezando a tomar forma de butacas, pero seguimos a la caza y captura de buenas películas. Desafortunadamente, hoy no ha sido el día. Parece que al cine también comienzan a flaquearle las fuerzas.

Película mañanera: Les chevaliers blancs/The white knights.
Basada en hechos reales, se narra la historia de una ONG francesa que viaja a un territorio conflictivo en busca de niños huérfanos a los que dar en adopción. Una película dura que nos ha dejado reflexionando un buen rato, pero que creemos que va a terminar siendo de las del montón de la Sección Oficial, ya que no cuenta con nada más que con una historia interesante.

(Jaques salvando vidas)

Hora de comer: Hotel Transilvania 2.
Anécdota: Esta película no es de la Sección Oficial, sino de la sección Velódromo. Sin embargo, no se proyectaba en el velódromo, sino en el Teatro Principal. ¿Dónde creéis que hemos aparecido 30 minutos antes de la película? En efecto. En el velódromo. Cuando hemos visto todo cerrado y vacío nos hemos dado cuenta de la cagada y hemos corrido al Teatro Principal. Hemos llegado a tiempo.
Total, que la película ha estado bien. Como se suele hacer con las segundas partes, no hemos podido evitar compararla con la primera, pero es bastante parecida. Es divertida y entretenida, como todas las de animación. 

Y ahora llegan los pesos pesados.

16:30. Xiang bei fang/Back to the north
Como ya viene siendo habitual, la organización del festival intenta trollearnos poniéndonos películas largas y aburridas a estas horas de la tarde. Pero esto ya se pasa de la raya. Dos horas de blanco y negro, diálogos completamente monótonos y una historia que se negaba a arrancar.
Pero nosotros también vamos cogiendo confianza, así que nos hemos resistido y hemos decidido salir de la sala a mitad de peli.

(La protagonista, con su cara más divertida)

Y por último, pero no por ello menos aburrido: Un día perfecte per volar/Un día perfecto para volar.
Película en la que un niño y su padre pasean por el monte volando una cometa durante una hora y diez minutos (menos mal que ha sido corta). Nada más que añadir.

(El niño y parte de su cometa)

Os aseguramos que no nos gusta dar valoraciones tan negativas a tantas pelis y nos encantaría decir cosas buenas sobre todas las que hemos visto, pero a veces resulta inevitable.
Hollywood, te adoramos y te necesitamos.


Resumen del Séptimo Día

     1. Les chevaliers blancs: Historia basada en hechos reales que da que pensar.

     2. Hotel transilvania 2: Familiar y divertida. Ayuda a olvidarse un poco de tanto drama y aburrimiento.

     3. Xiang bei fang/Back to the north: Monótona y lenta. Nah.

     4. Un dia perfecte per volar/Un día perfecto para volar: Tiene su trasfondo, pero muy en el fondo.

ZINEMALDIA: DIA 6 - Emociones Fuertes

Deja tu comentario »

Menudo día. Ha sido un día, como dice el título, de emociones fuertes. Empecemos.


La primera película se llamaba Moira. El título es lo más interesante que tiene esta película. Sentimos ser tan duros, pero a estas alturas de festival, “festi” para los modernos, uno ya se vuelve un poco exigente, y antes que volver a verla nos raparíamos la cabeza, por ejemplo.
Os contaríamos de qué va de buen grado, pero cualquier cosa que os contemos suena demasiado bien para lo que es en realidad. Además, el georgiano parece no tener entonaciones dramáticas o emocionales de ningún tipo. Resultado: Un aburrimiento extremo (he aquí la primera emoción fuerte del día).


fp_635290_8761.jpg
(Paseito por la orilla)


Para reponernos nos hemos pasado por el espacio Keler, que hoy estaba abierto y en pleno funcionamiento. En efecto, cerveza y pintxos gratis. ¡Así si!


Por último, pero no por ello menos intenso, Freeheld. Entramos al cine sin tener idea de lo que nos vamos a encontrar, pues no nos gusta leer el argumento e ir con una idea preconcebida. Salimos emocionadisimos. Una conmovedora historia basada en hechos reales, que narra la polémica situación que vive una pareja homosexual en los Estados Unidos. No podíamos contener más las lágrimas durante las últimas escenas… No queremos spoilear nada, así que simplemente os recomendamos que la veáis porque merece la pena. En el reparto reconoceréis seguramente a Julianne Moore y Ellen Page que, por cierto, hacen una actuación estelar. Y como podéis suponer, estas emociones fuertes de las que ha consistido el día también han estado presentes aquí.

fp_630397_9261.jpg
(Ellen Page en uno de los momentazos de la película)


En fín, qué bien sienta ver una buena película después de tragarnos tantos tostones… Poco a poco va subiendo el nivel del Zinemaldia y ya nos empieza a costar eso de hacer una porra de la película ganadora de esta edición. Pero eso nos gusta, así que esperemos que los días que nos quedan sean así de intensos.


Resumen del Sexto Día


  1. Moira: Aburrimiento extremo. Nada que remarcar.

  1. Freeheld: Historia muy emotiva que refleja una situación tristemente real. Buenísima.

ZINEMALDIA: DIA 5 - Variedad

Deja tu comentario »

Entramos en una sala con pies temblorosos. En la puerta, un letrero: "Rueda de prensa. High-Rise". Los famosos se hacen esperar. Y esperar. Mientras tanto, un grupo de fanáticos periodistas se acercan a la cinta de distancia de seguridad dispuestos a tomar la mejor instantánea.
Nosotros, un poco nerviosos, nos sentamos cerca de la puerta de salida, pues enseguida tenemos que ver otra película. Por la otra puerta aparecen, de repente, los tan esperados artistas. El silencio inunda la sala y lo único que se oye son las cámaras de los fotógrafos. Loki (el de Los Vengadores), Bardo (el de El Hobbit) y Sienna Miller (lo sentimos Sienna, no recordamos ninguna de tus pelis), entre otros. Comienza la ronda de preguntas sobre las que no podemos hablar, porque ayer no os dijimos mucho sobre la peli para que vayáis a verla, y si os contamos la rueda de prensa, todo pierde su gracia.

(La familia)

Más tarde, durante lo que ha terminado siendo un coloquio sobre la película, nos hemos apresurado al salón principal del Kursaal a ocupar unas buenas butacas para ver Bakemono no ko (El niño y la bestia).

Simplemente impresionante. Teníamos ganas de verla y nos ha encantado. Aunque creemos que no va a ser la ganadora del festival, pues no es el género que se está llevando en esta edición, una historia conmovedora, una animación excepcional y una música más que adecuada han hecho de esta película una verdadera obra de arte. Además, hemos aprendido a contar en japonés.

(Fijaos en el fondo de la imagen. ¡Parece de verdad!)

A las 16:30 hemos vuelto a las mismas butacas de antes a ver lo que nos deparaba El Apóstata. Al principio nos ha costado un poco masticarla, pero nos ha dejado con buen sabor de boca. La historia es curiosa, así que ha conseguido mantenernos atentos. Alguna que otra señora se habrá sonrojado con según que escenas de carácter picantón... 

(El apóstata mirando de reojo al Señor Obispo)

Hoy, la tarde nos ha pedido un pequeño descanso de tanta película y tanto aplauso (un tanto forzado a veces) y nos hemos puesto a la caza de la rumoreada tarjeta Keler, que nos garantiza el acceso a la zona privada que tienen en la terraza del Kursaal y, lo más importante, a cerveza gratuita. Pero hoy... cómo no... llueve y esta cerrada. 

C'est la vie.

Resumen del quinto día

     1. High-Rise (Rueda de prensa): Incómodo y un tanto ordinario.

     2. Bakemono no ko/El niño y la bestia: Muy recomendable para los fans de la animación.

     3. El apóstata: Le cuesta arrancar, pero termina siendo entretenida.

La contracrónica (II): La octava maravilla del mundo

Deja tu comentario »

Una de las cosas geniales que tiene el festival son los ciclos de cine que trae, ya que básicamente te dan la oportunidad de ver pelis que, para los que somos jóvenes, no hemos tenido la oportunidad de disfrutar en el cine. Y este año el ciclo de películas trae la filmografía de Merian C. CooperErnest B. Schoedsack, y diréis, ¿quiénes son estos? Pues los directores que hicieron la primera película de King Kong (la de 1933).

Esta película fue de las primeras en utilizar la técnica de stop motion que consiste en aparentar el movimiento de un objeto estático por medio de una serie de imágenes fijas sucesivas. Gran parte del éxito de la película se debe a Willis O'Brien que fue quién otorgó el movimiento de Kong. Y por mucho que una señora de la sala se reía cada vez que veía a Kong moverse, la  verdad es que Kong parecía bastante real y no tiene nada que envidiar de los efectos de ordenador de Peter Jackson y su King Kong de 2005. En verdad si, pero oye, para la época esto era muy innovador.

Así que si no habéis visto todavía la película, os la recomendamos sin ninguna duda, ya que es un gran clásico de aventuras que os hará disfrutar como enanos. Y hablando de enanos, había un niño en la sala viendo la película con un peluche de un mono entre los brazos. ¡Hay esperanza en las futuras generaciones! 

¡Bien hecho Kong!

Kong celebrando su éxito entre el público